jueves, 23 de julio de 2009

Telas en ropa de hogar

 Telas en ropa de hogar

Desde el portal eizza.com seguimos presentándote la nomenclatura de textiles.


Queremos que conozcas el universo de telas para poder cuidarlas y sobre todo para que puedas explorar sus infinitas posibilidades decorativas.

Arpillera: Tejido realizado con yute o estopa de cáñamo. Para evitar que se decolore y se deforme lo mejor es lavarla en seco.


Su aspecto rústico, muy apreciado en la actualidad, ha hecho que se comience a utilizar en decoración para confeccionar cojines.

Batik: Técnica artesanal de dibujo que se realiza sobre tela de algodón, originaria de Indonesia y Malasia, que ha acabado dando nombre a los tejidos que decora. Consiste en aplicar capas de cera sobre las zonas del tejido que no deben teñirse, antes de tintarlo, un proceso que puede repetirse tantas veces como se desee para sobreponer colores. Una vez endurecida, la cera -que después se elimina sumergiéndola en agua hirviendo- se resquebraja y crea en el tejido su característico efecto craquelado.


Se utiliza sobre todo en la confección de plaids.

Felpa: Se conoce como felpa al terciopelo de fibras largas y poco densas. Deben lavarse a mano en agua tibia y no aceptan la plancha.


Por regla general se elabora a partir de la lana, seda o algodón, y uno de sus usos más recientes son las mantas que imitan pieles de animales.

En las sucesivas semanas, seguiremos presentándote la variedad de tejidos como un elemento fundamental a conocer si quieres vestir bien tu hogar.



sábado, 11 de julio de 2009

Tejidos en la ropa de hogar

 Tejidos para el hogar

Cuando hablamos de ropa de hogar en decoración hablamos de una explosión de combinación de colores, estilos, diseños, medidas..., pero no debemos de olvidarnos del pilar fundamental de ésta, los tejidos.


Los tejidos son la esencia de todo lo que viste nuestro hogar y según su calidad y propiedades conseguiremos resultados muy distintos.

Desde el portal eizza.com queremos presentarte, con diferentes intervenciones en este blog, una gama muy amplia de tejidos, desde los más comunes a los más inusuales, así de esta forma las elecciones para tu hogar serán cada vez más acertadas.

Algodón: Es una fibra natural que se obtiene de la flor del algodonero. Es una de las fibras más empleadas. Se trata de un material muy resistente al desgaste que puede mezclarse con otras fibras naturales o artificales.

Por su gran poder de absorción y aceptación de tinte suele utilizarse en toallas y paños de cocina.

Franela: Es un tejido fino de lana cardado por uno de sus lados para conferirle un aspecto suave y una textura de pelillo.

Por su resistencia y características suele utilizarse en la confección de sábanas para el invierno.

Acrílico: Es una fibra fuerte, cálida y con una textura muy suave.

Por sus características es muy común utilizarla en la confección de alfombras.

Cretona: Tejido de algodón grueso de gran resistencia, convirtiéndose en idóneo para la confección de cubrecamas y cortinas, especialmente de marcado estilo clásico.

En las sucesivas semanas, seguiremos presentándote la variedad de tejidos como un elemento fundamental a conocer si quieres vestir bien tu hogar.





domingo, 5 de julio de 2009

El lavado de la ropa de hogar



Antes de pasar a lavar cualquier prenda de ropa de hogar, principalmente deberemos revisar las recomendaciones de lavado realizadas por el fabricante y seguirlas.


Todas y cada una de estas prendas se acompañan de una etiqueta incorporada por el fabricante, mediante la cual, con el uso de iconos universales, se especificarán las instrucciones a seguir para su lavado.

Teniendo en cuenta esto que acabamos de comentar, es importante destacar dos premisas fundamentales en el lavado de la ropa de hogar:

  • Hay que tener muy en cuenta el color, insistiendo en que no deberemos de mezclar nunca el lavado por ejemplo de una funda nórdica de color oscuro con una de color claro.

Como regla general, nuestra recomendación para el cuidado del color en la ropa de hogar es no usar temperaturas superiores a 30º, procurando que la suciedad no se acumule en exceso en estas prendas.

Por otro lado y también como premisa fundamental;

  • Hay que tener muy en cuenta el tejido que vamos a lavar.

Es muy probable que artículos como plaids y mantas suelten pelusas en el lavado por su composición, por lo que, no deberíamos mezclar nunca el lavado de éstas con, por ejemplo, el de las sábanas.

En definitiva, es importante destacar que tener una ropa de hogar como nueva, depende fundamentalmente de cómo la cuidemos.

Noticias