lunes, 21 de enero de 2013

Las claves para un relleno nórdico ideal


En esto de las camas, es cómo en los sabores de los helados o en los equipo de fútbol… A unos les gusta más las camas con su manta y sus sábanas… a otros, en cambio, les gusta más sus camas con su edredón nórdico y meterse bajo el mismo y quedar “abrigaditos” por su relleno. Si tú eres de los últimos, no pierdas nota de este post.

Relleno nórdico Bicolor
El relleno nórdico, aunque pese poco, es un complemento ideal para tu cama y que te ayudará a aislarte del frío y de la humedad del exterior. Además, al pesar tan poco, cuando te muevas por la noche, te permitirá siempre estar abrigado ya que se amoldará a tus movimientos. Y es que, con tan sólo el relleno nórdico y la funda es suficiente. No hace falta añadir ni sábanas, ni mantas ni nada ya que si no perderá las prestaciones caloríficas.

A la hora de comprar un relleno de edredón nórdico es muy importante tener en cuenta tres elementos: el relleno, el tejido y el tipo de costura. En cuanto a la primera característica, lo ideal es que sean plumas o plumones. En cuanto al tejido, lo ideal es que sea 100% algodón y que sea suave al mismo tiempo que permita transpirar. Y por último, en cuanto al cosido interior, lo recomendado es que vaya cosido por cuadros para que no se mueva el relleno.

Relleno nórdico Classic Luna Otoño


En cuanto a rellenos hay una gran variedad. Como en la mayoría de las cosas, según la calidad de los materiales, así es el precio. Aún así, en Eizza hay una gran variedad de rellenos para nórdicos de gran calidad y que se ajustan al precio y cama que tú estés buscando. ¿Les has echado un vistazo? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Noticias