lunes, 11 de febrero de 2013

¿Sofá estropeado? No tienes porque comprar otro


¿Cuántas veces hemos tenido que decir eso de: "cómo lo voy a tirar si está nuevo"? Uno de los muebles del hogar que más acaba envejeciendo es el sofá. Y no es que esté para tirar, porque como se suele decir  "está prácticamente nuevo", sino que las horas que hemos pasado en él han hecho que se haya ido el color o que aparezcan algunas partes descosidas.

Foulard para sofá de Amaya Arzuaga
Foulard para sofá de Amaya Arzuaga

La solución es práctica a la vez que estética. No hace falta que compres un sofá nuevo entero, lo que sí tienes que comprar es una funda o un foulard para cubrirlo. A la hora de colocar una funda en el sofá de casa tenemos varias ventajas. Por un lado, nos sale más barato ya que no tenemos que comprar un sofá nuevo que es mucho más caro. Por otro lado, le damos un cambio de aire a nuestro salón de una manera económica. Y por último, las fundas se mantienen limpias fácilmente ya que se pueden poner y quitar de una manera sencilla y echar a lavar o llevar a la tintorería, todo depende del material.

Si lo de la funda no va mucho contigo, lo que puedes optar es por un foulard para el sofá. Es una forma de cubrir y proteger el sofá de una forma rápida y sencilla sin necesidad de que utilices fundas. Es una opción muy recomendada si  tienes niños o animales en casa, o si te apetece cambiar a menudo el estilo de tu sofá. Existen de varios modelos y tamaños para que puedes cubrir tanto sofás como sillones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias