viernes, 30 de agosto de 2013

Cómo escoger tu relleno nórdico ideal

En el hogar, la mayoría de las cosas se eligen y se buscan dependiendo el gusto, pero hay muchas otras que además del gusto, existen unas características que hay que tener en cuenta para que nuestra elección sea la más adecuada, como surge con el relleno nórdico para nuestra cama.


Relleno Nórdico

Relleno nórdico Poliéster Moon
El relleno nórdico es uno de los artículos más importantes durante la época del otoño-invierno  ya que de él depende de que nuestras noches se pasen lo más calentitas posibles. Por ello, para vestir nuestra cama adecuadamente, tenemos que elegir el más apropiado. Para elegir el relleno nórdico perfecto tenemos que tener en cuenta aspectos como: materiales de fabricación, gramaje, tejido exterior, etc.

En cuanto al relleno: normalmente nos los vamos a encontrar rellenos de plumas o plumones. Si vas a elegir pluma, tienes que tener claro que cuanto menor sea la pluma, en cuanto a tamaño nos referimos, mejor será su calidad. Y al contrario con el plumón. Cuanto mayor es el plumón, más abriga y mayor es su calidad. En cuanto al color de la pluma, no influye en la calidad, aunque sí en el precio. Un mayor porcentaje de plumón indica un edredón con mayor calidad. Entre dos edredones de plumón elija siempre el de mayor volumen, y entre dos de igual volumen, opte por el que tenga menor peso. Un relleno nórdico tiene una vida útil de unos 10/15 años.


Sobre el tejido, lo ideal es tener algodón 100% más que nada por su suavidad y su capacidad de transpiración. Y que sea Down Prof para impedir que las plumas o plumón lo traspasen. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Noticias