lunes, 11 de noviembre de 2013

¿Qué funda nórdica poner durante el otoño e invierno?

Los edredones y las mantas cada vez están más fuera de moda, lo que últimamente se lleva es tener fundas nórdicas en casa. Las fundas nórdicas te permiten cambiar los patrones y colores para que coincida con cada temporada. Junto con la decoración de la habitación, una funda nórdica puede mejorar el ambiente de toda la sala o dispensarlo con ricos colores y texturas. A continuación, te contamos cómo son las mejores fundas nórdicas para el otoño y el invierno.

Fundas nórdcias
Funda nórdica jacquard Pol
 Para la temporada de otoño, una funda nórdica que sea lo suficientemente caliente para las noches frías intermitentes es una opción ideal.  Para esta estación, elija colores tierra como el beige, el marrón, el verde oscuro o burdeos para un look de temporada.


De cara ya al invierno, una funda nórdica con un buen relleno es la opción perfecta para tener calor durante el invierno. Durante los meses de invierno, elegir los colores profundos e intensos, como burdeos, ciruela, verde bosque o chocolate para mejorar el ambiente. Si quieres crear un espacio con un carácter refinado y sereno al conjunto, puedes elegir una funda nórdica con colores naturales que se fundirá perfectamente con el resto de la habitación. En la decoración, el blanco y negro dan mucho juego y es fundamental dominar los matices para garantizar un resultado sobrio y elegante. Eso sí, si lo que quieres llevar es alegría y dinamismo a tu habitación, perfectamente puedes romper todas las reglas y poner unas fundas nórdicas con colores naranjas, amarillos o rojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Noticias