jueves, 6 de febrero de 2014

Un funda nórdica y... ¡color en cualquier época!

Mucha gente se encuentra con el problema que a veces se tiene que estar mudando de lugar en varias ocasiones, o que cambia de cama por diversas circunstancias y le surge la duda de cómo vestir la cama del dormitorio. La funda nórdica es una de las mejores elecciones que podréis hacer. 
Funda nórdica
Funda Nórdica Ozu Eysa
Es probable que estés cansado del edredón que tienes en tu cama. Para que te fuera bien con todas las épocas del año y para que no te cansaras de él, habrás elegido un edredón de un color neutro. ¿Qué ocurre? Que uno se cansa de todo, y de los edredones también. Lo bueno de las fundas nórdicas, es que cumplen de la misma manera la función del edredón, pero al ser más económicos y manejables, te puedes permitir el lujo de tener varios y así poder cambiarlos cuando quieras. 

Al tener fundas nórdicas en casa, tú elijes qué toque le quieres dar a tu casa, a tu dormitorio, sea la época que sea. Si te apetece tener color cálidos en invierno, pues lo puedes tener. Pero si a los quinces días, te apetece darle un toque negro a tu habitación, pues también lo puedes conseguir. Las fundas nórdicas serán tu gran aliado para crear momentos únicos en tu habitación, y cambiantes. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Noticias