viernes, 17 de julio de 2015

Ropa de cama blanca. Cómo mantener los blancos blancos: Trucos para lavado

La ropa de cama blanca está de nuevo de moda, no solo en sábanas, sino en fundas nórdicas, colchas, edredones, cojines decoración....El blanco para cama es un clásico para cualquier dormitorio, un espacio en blanco y paredes en neutros que cobran vida y su simplicidad irradia estilo casi sin esfuerzo. Nos encanta las fundas nórdicas de www.eizza.com y sobre todo ahora en verano las de 100% Algodón, con esto en mente, os damos unas ideas de como mantener las sábanas blancas con el mejor franco y frescor posible para los meses de verano.

Funda nórdica blanca

1. Separar colores y tejidos.
No mezclar los blancos con el negro, pero también hay que asegurarnos de no incluir ninguna tela de color aunque sea claro con el lavado de ropa blanca. Esto no puede ser necesario, pero si aconsejable ya que la tela blanca es muy reacia a impregnarse de "pelusa" de otros prendas que pueden hacer que la tela pierda su color blanco brillante.

Asegurarse que las prendas pueden lavarse en lavadora o dependiendo del tejido se requiera lavarse a mano o lavados con temperaturas más frías así que lee atentamente la etiqueta antes. El algodón y el lino s pueden lavar juntos, poliéster y acrílicos también se pueden lavara juntos, pero la lana debe lavarse por separado.
Toallas


2. Lavar a temperatura alta.
La regla general para la tela blanca es que se debe lavar a una temperatura de al menos 65º, ya que las temperaturas más altas son las más eficaces en la eliminación de manchas y suciedad. Para la ropa de cama blanca, la alta temperatura es mucho más eficaz para matar gérmenes, ácaros... es muy importante sobre todo para las alergias.

Sin embargo, como ya sabemos, los tejidos de lana y delicados ser reducirá si es necesario la temperatura que no sea demasiado alta. Para asegurarnos que la ropa conserva su brillo original, se puede añadir un blanqueador o abrillantador para el lavado.

3. Las manchas antes del lavado.
La ropa de cama es propensa a las manchas, tanto como la ropa. ¿Sabias que perdemos hasta un litro de sudor mientras dormimos? Los aceites o cremas de nuestra piel, las células de la piel, la sudor puede convertirse fácilmente en manchas. Con la ropa blanca las manchas son muy fáciles de ver y más difíciles de eliminar.

Lo ideal es que el tratamiento contra la manta lo realizas tan pronto como te sea posible, ya que es mucho más difícil de eliminar una vez este seca, sin embargo, un buen producto quita manchas debe elegirse en función de lo que causó la mancha. Trata de lavar la ropa de cama en un lavado en frío en algunos casos, ya que el agua caliente puede sellar la mancha haciéndola más difícil de eliminar después. Un consejo práctico para cada día de lavado, para prevenir el amarillamiento simplemente añadir media taza de bicarbonato de sodio para cada lavado.


¡¡¡Has tomado nota!!! Si tienes alguna duda, ¡Escríbenos!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Noticias